top of page

LOS RESIDUOS INDUSTRIALES DE TERRASSA ENTRAN EN LA CADENA DE VALOR DE LAS EMPRESAS

En octubre, hemos culminado la redacción de la memoria del proyecto denominado Gestión del cambio hacia la economía circular en Terrassa: Inclusión de los recursos producidos por los residuos industriales en la cadena de valor de las empresas, encargado por el Ayuntamiento de Terrassa con el apoyo de la Diputación de Barcelona. Este proyecto, que comenzó a finales de 2022, tiene como objetivo cuantificar el potencial de reutilización de materiales rechazados en las actividades de las empresas de Terrassa, los cuales podrían emplearse como recursos disponibles en el territorio. Para ello, hemos extendido el análisis a toda la cadena de valor, desde el generador del residuo hasta el producto final que podría ser creado a partir del mismo.


Este proyecto nace a partir del desarrollo del proyecto Terrassa, Industria Sostenible y Circular iniciado en 2021, plasmado en el Plan Estratégico de Economía Circular de Terrassa. Este análisis consideró la situación de la industria en relación con los principales vectores: economía circular, su relación con la sostenibilidad, el cambio climático y el desarrollo socioeconómico del territorio. Como resultado, se identificaron líneas de actuación para el futuro en función de su significancia, incidencia y beneficio potencial para el municipio.


Una de estas propuestas se centraba en la reducción de los residuos banales (mezcla de origen industrial), que representan alrededor del 21% de los residuos generados. En el proyector actual Gestión del cambio hacia la economía circular en Terrassa, se han realizado cálculos de cantidades potenciales de los materiales más comunes en esta mezcla industrial del territorio: madera, papel y cartón, textiles, plástico (porexpan/poliestireno expandido y polipropileno) y materia orgánica. A partir de estos materiales desaprovechados, se han identificado propuestas de valorización de los mismos que pasan por una serie de productos finales elaborados. De esta manera, se cierra el círculo de la manera más cercana posible, estableciendo relaciones sistémicas entre empresas del mismo territorio.



Los resultados obtenidos en este trabajo muestran que en Terrassa hay un potencial de aprovechamiento de más de 4.000 toneladas de residuos al año, y se podría involucrar a más de 600 empresas entre todas las propuestas. De llevarse a cabo las propuestas, se calcula que Terrassa podría reducir las emisiones de CO2 en 5.000 toneladas al y crear hasta 30 puestos de trabajo directos e indirectos.


Finalmente, el próximo 5 de diciembre, daremos a conocer los resultados a las empresas del Territorio, junto con otros proyectos realizados por el Área de Promoción Económica del Ayuntamiento de Terrassa.




댓글


bottom of page